lunes, 30 de marzo de 2009

100 años sin Isaac Albéniz (I): Edición de abril del programa "Clásicos a contratiempo"



En la sintonía de Radio Rivas (95.4 F.M. del dial madrileño), y continuando con las emisiones mensuales que caracterizan esta etapa del programa, el próximo 3 de abril "Clásicos a contratiempo" pondrá en antena -en la que será la entrega inicial de un ciclo que se prolongará hasta julio- la primera de las cuatro ediciones monográficas dedicadas a la figura del gran compositor español Isaac Albéniz en el centenario de su fallecimiento. En el habitual horario de 20:30 a 22:00 hrs. (hora española peninsular), este nuevo programa, el correspondiente al mes de abril de 2009, versará sobre la muy famosa Suite española albeniciana, y propondrá un juego de audiciones y versiones comparadas en el que se alternarán los originales pianísticos y las orquestaciones debidas al maestro Rafael Frübeck de Burgos.

Como siempre, "Clásicos a contratiempo" puede escucharse en todo el mundo a través de Internet: desde esta misma bitácora digital es posible acceder directamente a la actual página de la emisora municipal de Rivas-Vaciamadrid, pinchando sobre el enlace "Web de Radio Rivas" en el apartado "Compositores de otras sinfonías".

Dirige, realiza y presenta: Antonio Daganzo.



(Imagen 1: Retrato de Isaac Albéniz.)

(Imagen 2: Estudio de continuidad en las instalaciones de Radio Rivas, sitas en la localidad madrileña de Rivas-Vaciamadrid.)

jueves, 26 de marzo de 2009

Un poema: "Después de una lectura de Dante", de Victor Hugo



Victor Hugo (1802-1885), la gran figura del Romanticismo literario francés, ha acabado siendo recordado más por su narrativa, y concretamente por dos de sus novelas -la espectacular Nuestra Señora de París y la inmensa Los miserables-, que por su teatro o su poesía. Ambos han acusado ostensiblemente el paso del tiempo, mas el genio de este escritor total acierta a aflorar con frecuencia, sobreponiéndose a los clichés de época y demás afectaciones. Un ejemplo es el impetuosamente expresivo y evocador poema que a continuación proponemos -en su original francés y, a renglón seguido, en la traducción al castellano debida a Mercedes Tricás- ; poema escrito en 1836 y perteneciente a Las voces interiores.

APRÈS UNE LECTURE DE DANTE

"Quand le poète peint l'enfer, il peint sa vie:
Sa vie, ombre qui fuit de spectres poursuivie;
Forêt mystérieuse où ses pas effrayés
S'égarent à tâtons hors des chemins frayés;
Noir voyage obstrué de recontres difformes;
Spirale aux bords douteux, aux profondeurs énormes,
Dont les cercles hideux vont toujours plus avant
Dans une ombre où se meut l'enfer vague et vivant!
Cette rampe se perd dans la brume indécise;
Au bas de chaque marche una plainte est assise,
Et l'on y voit passer avec un faible bruit
Des grincements de dents blancs dans la sombre nuit.
Là sont les visions, les rêves, les chimères;
Les yeux que la douleur change en sources amères,
L'amour, couple enlacé, triste, et toujuours brûlant,
Qui dans un tourbillon passe une plaie au flanc;
Dans un coin la vengeance et la faim, soeurs impies,
Sur un crâne rongé côte à côte accroupies;
Puis la pâle misère, au sourire appauvri;
L'ambition, l'orgueil, de soi-même nourri,
Et la luxure immonde, et l'avarice infâme,
Tous les manteaux de plomb dont peut se charger l'âme!
Plus loin, la lâcheté, la peur, la trahison
Offrant des clefs à vendre et goûtant du poison;
Et puis, plus bas encore, et tout au fond du gouffre,
Le masque grimaçant de la Haine qui souffre!

Oui, c'est bien là la vie, ô poète inspiré,
Et son chemin brumeux d'obstacles encombré.
Mais, pour que rien n'y manque, en cette route étroite,
Vous nous montrez toujours debout à votre droite
La génie au front calme, aux yeux pleins de rayons,
Le Virgile serein qui dit: Continuons!"


DESPUÉS DE UNA LECTURA DE DANTE

"Pinta el poeta el infierno, así su vida describe:
Su vida, sombra fugaz que los espectros persiguen;
Una selva misteriosa do sus asustados pasos
Tanteando se extravían de los senderos trazados;
Oscuro viaje obstruido de unos encuentros disformes;
Espiral de bordes vagos, profundidades enormes,
Cuyos círculos horribles van más adelante siempre
En la sombra en que se agitan infiernos vagos, vivientes.
Esta rampa se extravía entre neblinas inciertas;
Y bajo cada escalón algún lamento se asienta;
Allí se observan pasar con muy débiles sonidos
En esta noche sombría, de dientes blancos, chirridos,
Las visiones allí están, los sueños, los ideales;
Los ojos que el dolor cambia en amargos manantiales,
Amor, triste pero ardiente, una pareja enlazada,
Que pasa en un torbellino; en su costado una llaga.
En un rincón la venganza y el hambre, impías hermanas,
En un cráneo corroído unidas y acurrucadas,
Y la pálida miseria de sonrisa empobrecida;
El orgullo, la ambición, de sí misma bien nutrida,
Y la lujuria inmunda, y la avaricia malvada,
Todos los mantos de plomo que puede cargar el alma.
Más lejos la cobardía, las traiciones junto al miedo
Que van vendiendo sus llaves y degustando el veneno;
Todavía más abajo, de aquel abismo, en el fondo,
¡Haciendo muecas la máscara del atormentado Odio!

Justamente así es la vida, oh poeta inspirado,
Y su camino brumoso de obstáculos atestado.
Para que no falte nada por entre esta ruta estrecha,
Vosotros siempre enseñáis en pie y a vuestra derecha,
Al genio de frente afable y ojos de rayos llenos,
Al apacible Virgilio diciendo: ¡Continuemos!"




(Imagen 1: Retrato de Victor Hugo.)

(Imagen 2: Retrato de Dante Alighieri.)

sábado, 21 de marzo de 2009

21 de marzo: Día Mundial de la Poesía (II) - "Antología de Urgencia"



Con la colaboración de la Concejalía de Cultura del Ayuntamiento de Rivas-Vaciamadrid, el Comité de Poesía del Centro UNESCO de Madrid y la Red de Arte Joven de la Comunidad de Madrid, la Asociación Cultural "Prima Littera" ha editado el libro electrónico Antología de Urgencia, publicación conmemorativa del Día Mundial de la Poesía 2009, en la que hemos participado, con textos cedidos para la ocasión, los siguientes poetas: Ángel Pasos, Arturo Ledrado, Leire Olmeda, Verónica Aranda, Luz del Olmo, Ricardo Virtanen y Antonio Daganzo.

Esta Antología de Urgencia puede ser descargada de manera gratuita desde la bitácora digital de la Asociación "Prima Littera", a la cual puede accederse desde este mismo blog pinchando sobre el enlace "epl. Bitácora de Prima Littera", en el apartado "Compositores de otras sinfonías".

martes, 17 de marzo de 2009

21 de marzo: Día Mundial de la Poesía

Fue en el año 2000 cuando la UNESCO (Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura) declaró el 21 de marzo como Día Mundial de la Poesía, y ello desde la convicción de que esta forma de cultura esencial y universal debe cubrir las necesidades estéticas del mundo contemporáneo, objetivo que se conseguirá plenamente en la medida en que su papel social sea reconocido.

Nosotros queremos hacernos eco de esta imprescindible celebración recordando uno de los poemas más hermosos que jamás se hayan escrito sobre la poesía y la arrolladora fuerza de su advenimiento. Se lo debemos a la voz poética quizá más clamorosamente auténtica y completa del siglo XX: la del chileno Pablo Neruda (1904-1973). Esta luminosa página pertenece a su vibrante poemario autobiográfico de 1964 Memorial de Isla Negra.


LA POESÍA

"Y fue a esa edad... Llegó la poesía
a buscarme. No sé, no sé de dónde
salió, de invierno o río.
No sé cómo ni cuándo,
no, no eran voces, no eran
palabras, ni silencio,
pero desde una calle me llamaba,
desde las ramas de la noche,
de pronto entre los otros,
entre fuegos violentos
o regresando solo,
allí estaba sin rostro
y me tocaba.

Yo no sabía qué decir, mi boca
no sabía
nombrar,
mis ojos eran ciegos,
y algo golpeaba en mi alma,
fiebre o alas perdidas,
y me fui haciendo solo,
descifrando
aquella quemadura,
y escribí la primera línea vaga,
vaga, sin cuerpo, pura
tontería,
pura sabiduría
del que no sabe nada,
y vi de pronto
el cielo
desgranado
y abierto,
planetas,
plantaciones palpitantes,
la sombra perforada,
acribillada
por flechas, fuego y flores,
la noche arrolladora, el universo.

Y yo, mínimo ser,
ebrio del gran vacío
constelado,
a semejanza, a imagen
del misterio,
me sentí parte pura
del abismo,
rodé con las estrellas,
mi corazón se desató en el viento."




(Imagen: Pablo Neruda en la radio, durante una visita a Estados Unidos en 1966.)

sábado, 14 de marzo de 2009

Eres...

Eres como una de aquellas emociones
que perduran, hozan y se encrespan
donde mueren los días.
Tú, tan nueva, tan lavada,
eres en realidad sabor añejo,
verdad indiscutible,
enseñanza de libro olvidado en un estante
que al ser recuperada
trae al alma vituallas de hermosura.
Eres, con gesto de recuerdo,
la luz que le faltaba a la nostalgia.


De la colección de poemas "Cuanto para ti voy inventando", publicada en el volumen "Nuevos autores de la poesía española/3", de la serie "Poesía española contemporánea" (Sevilla, 2001).

lunes, 9 de marzo de 2009

Comentario musical - Melómanos, discófilos: la pasión extendida

Estaremos de acuerdo en algo: sentir una simpatía vaga por la música no es lo mismo que entregarse a la pasión por ella a la que alude el concepto de "melomanía". Entre una cosa y la otra hay un paso sumamente importante, decisivo, lo cual, lejos de residir en la esfera de lo intangible o de las disquisiciones metafísicas, se manifiesta con claridad en el comportamiento cotidiano de las personas, fundamentalmente en el de aquéllas de veras atraídas por el arte del sonido y sus logros de ayer y hoy. Dicho con palabras llanas: al melómano se le advierte a la legua la filarmonía. Y, sin duda, uno de los rasgos que caracterizan inequívocamente al melómano contemporáneo es la extensión de su pasión musical hacia los siempre fértiles terrenos de la ingente discografía que recoge los tesoros del repertorio clásico.

En su muy recomendable libro de divulgación Para entender la música, el compositor y crítico catalán Manuel Valls Gorina se hizo eco de la transformación experimentada en el seno del público receptor de música en general, y de la música culta en particular, habida cuenta de las revoluciones tecnológicas que han ido sucediéndose, a la velocidad del rayo, ante nuestros oídos atónitos. Dados los avances de la técnica en lo concerniente a la reproducción del sonido y, en consecuencia, de la música, en buena medida el público tradicional que acudía puntual y asiduamente a los conciertos, dejó escrito Valls, "se ha desintegrado en miles y miles de aficionados que, gracias a los discos, entran en conexión con la música cuando y donde les place, y están alerta de las novedades que se producen en el área de sus preferencias estéticas". Tanto es así que el verdadero melómano ha acabado convertido en discófilo avezado cuya ambición estriba en completar una fonoteca lo más amplia y variada posible para, en efecto, zafarse así de las naturales limitaciones a las que obligan tanto los programas de los auditorios y los teatros de ópera, en lo que al repertorio y su interpretación se refiere, como la misma celebración de los espectáculos, en lo relativo a los horarios, la ubicación de las salas y el precio de las localidades, a veces elevado en demasía.



Más allá de esta ventaja indudable, recorrer las innumerables regiones conquistadas por la moderna historia de las grabaciones musicales da al aficionado la oportunidad maravillosa de conocer la gran música en la recreación que de ella nos han propuesto sus mejores intérpretes contemporáneos, de manera que los hitos de la composición ven reforzado su carácter ejemplar con un elemento añadido que los convierte en únicos: la certeza de que al hito histórico ha de sumarse otro moderno vinculado a la interpretación. El ciclo de las nueve sinfonías de Beethoven alcanza una cota todavía más alta en nuestra estima si se nos sirve en la edición discográfica de 1963 protagonizada por Karajan y la Filarmónica de Berlín; la magia de los cuatro cuadernos de la Suite Iberia de Albéniz se convierte en arrebatador delirio si son las manos del pianista Esteban Sánchez las que nos subyugan e hipnotizan. Los ejemplos que al respecto pueden proponerse son incontables, y fomentan, por otro lado, el siempre sano ejercicio –inagotable también- de la crítica comparada: según la propia sensibilidad, las propias inclinaciones, los discófilos acabarán mostrando sus preferencias por Furtwängler o Toscanini en el podio, por Rubinstein o Pollini al piano, o por el canto de Domingo o el de Kraus. Alternativas que, lejos de quedarse en acotado abanico, se abren cualitativamente aún más dependiendo del repertorio abordado por cada artista: Ashkenazy es la perfecta elección para descubrir el virtuosismo de Rachmaninov; sin embargo, quizá necesitemos a un pianista más sobrio en los conciertos de Mozart si queremos comprenderlos bien… Por no hablar de las sorpresas que uno puede encontrarse haciendo camino. ¿Cabría imaginar que el citado Arturo Toscanini firma una de las mejores interpretaciones en disco de las Variaciones Enigma de Elgar, obra que, en principio, hubiéramos creído ajena a sus desvelos? Pues así es. ¡Y qué decir de un maestro más moderno como Claudio Abbado! Hijas de batutas distintas parecen su suavidad extrema en las sinfonías de Schubert y, al mismo tiempo, su increíble violencia arrolladora en el universo eslavo de Mussorgsky o Prokofiev.

Tan fascinantes resultan todos estos tesoros fonográficos que el melómano corre el riesgo cierto de incurrir en una falta que no debería permitirse: perder el contacto directo con la música mediante la asistencia, más o menos constante, a conciertos sinfónicos o de cámara, a recitales instrumentales o líricos, y a representaciones de gran teatro musical. Pues, por mucho que los avances técnicos sean hoy capaces de reproducir el sonido con una calidad y una fidelidad extraordinaria, rayana en la perfección, nada puede igualar la dulce conmoción que se experimenta al escuchar música en vivo, al constatar de nuevo la singularidad de un arte radicalmente humano, bellísimo en la paradoja que establece entre fugacidad y eternidad; un arte que muere en cada nota para volver a nacer con más fuerza en la siguiente. Se trata, en fin, de que el melómano llegue también a ser un buen discófilo; no de que el discófilo, con afán de coleccionista recalcitrante, de filatélico de los sonidos, olvide las raíces emocionales de su afición. Si el corazón late fuerte y en su sitio, los discos, en su justa e inestimable tarea de asistencia al melómano, pueden proporcionar una inmensa sabiduría y un inmenso placer.


(Artículo publicado en el número correspondiente al mes de marzo de 2007 de "La Gaceta Cultural de Rivas", en Rivas-Vaciamadrid.)

miércoles, 4 de marzo de 2009

María Salgado en "Los Jueves Poéticos"



Protagonizando el sexto de los recitales por este curso 2008/2009, la jovencísima escritora María Salgado (Madrid, 1984), ganadora del III Premio Nacional de Poesía Joven "Félix Grande" en 2007 con su muy interesante poemario titulado ferias, intervendrá en la sesión correspondiente a marzo de este año de "Los Jueves Poéticos", ciclo -de periodicidad mensual- perteneciente al programa de actividades desarrollado por la Red de Arte Joven de la Comunidad de Madrid, y muy destacado en el ámbito de la joven poesía escrita en España. El acto tendrá lugar el jueves 5 de marzo, a las 20:00 hrs., en la Casa del Libro de Gran Vía, nº 29, en Madrid.

Según la feliz dinámica característica del ciclo, la presentación de María Salgado será llevada a efecto por el interveniente en el recital de febrero pasado. Así pues, me corresponderá el honor de trazar una panorámica acerca del quehacer literario de esta precoz y singular creadora, dueña de una poderosa voz que destaca por su invención y su inconformismo.

lunes, 2 de marzo de 2009

"Sempre en Galiza": recordando a Castelao



Desde el más profundo sentimiento de Galicia como nacionalidad histórica, a continuación queremos recuperar -en su versión en lengua castellana- dos significativos fragmentos pertenecientes a sendos artículos del escritor, dibujante y político, padre de la conciencia nacional gallega, Alfonso-Daniel Rodríguez Castelao (1886 - 1950). Su redacción fue llevada a cabo en Badajoz, en el año de 1935, "cuando Lerroux tuvo a bien ordenar que me preparase para mayores ausencias", como su propio autor indica oportuna e irónicamente. Fueron publicados en el periódico "A Nosa Terra", órgano del Partido Galleguista, y luego, junto con otros doce artículos, pasaron a conformar el prólogo a esa obra magna del nacionalismo gallego que es Sempre en Galiza. Aquí quedan, precisamente en este inicio del mes de marzo de 2009, para quienes puedan encontrar en ellos motivo de interés y reflexión:


"...Me acuerdo de algunos gallegos que viven para su bandujo, porque son bastante sensatos y no sufren las inquietudes de los demás. Parece que tienen el escepticismo de los que están de vuelta y aún no se arriesgaron a viajar. Parece que son dueños de la verdad y aún no pasaron hambres ni sedes. Parece que triunfaron en alguna lucha terrible, decisiva, y no hicieron más que huir ante los peligros. Parece que merecen lo que ganan y no saben darse cuenta de la suerte que los aupó. Parece que están capacitados para regalar consejos y con sus sentencias egoístas se acabaría el mundo. Son convenienzudos, trabajan con provecho y no conciben más ideal que el de vivir con desahogo y sin dolores de estómago.

Éstos son los que me decían:

-¿Por qué te metiste en política? La política es una cochinada y tú mejor estarías en tu casa, haciendo arte.

Son gallegos y no conciben que Galicia pueda salvarse con una política honrada. Son gallegos y no saben que Galicia necesita una política suya, para conseguir el desarrollo normal de su economía. Son gallegos y no perciben la necesidad de una política que garantice la vida de nuestra cultura. Son gallegos y no saben que tenemos un destino histórico que cumplir, en España y en el mundo.

Éstos son los que dicen:

-Yo no siento la necesidad de hablar gallego (porque esa necesidad no se siente en el bandujo).

-Yo me encuentro bien donde pueda vivir con desahogo (porque llevan la patria en la suela de los zapatos).

-Yo no creo en nadie (porque tampoco creen en sí mismos).

-Yo reniego de la política (porque saben que la política da disgustos).

-Yo me río de los políticos (porque quizá no encontraron ocasión de lamerle los pies).

-Yo no pertenezco a ningún partido (porque no quieren comprometer su tranquilidad).

Así son muchos gallegos, serios y sesudos en apariencia, que visten bien y saben imponer respeto a sus consocios de Casino..."


***


"...¿Quién puede, pues, salvar a Galicia? Galicia misma. ¿Cómo? Con un gran partido político nítidamente gallego. ¿Y para qué? Para que nuestra Tierra consiga el derecho de legislar para sí misma. ¿Y cuándo contaremos con ese gran partido? Cuando nuestros labriegos abran los ojos y dejen de votar a quien no comprende nuestra diferenciación."


(Imagen: Castelao inmortalizado en el transcurso de una alocución política.)

LIBROS DE ANTONIO DAGANZO:

SIENDO EN TI AIRE Y OSCURO
Editorial Slovento, Colección Poesía, Madrid, 2004.
Prólogo de Bernardino M. Hernando - Ilustraciones de Eugenia Ábalos y Jorge Canto.


QUE EN LIMPIDEZ SE ENCUENTRE
Ediciones Vitruvio, Colección Baños del Carmen, n°117, Madrid, 2007.


MIENTRAS VIVA EL DOLIENTE
Ediciones Vitruvio, Colección Baños del Carmen, nº 217, Madrid, 2010; 2ª edición, 2014; 3° edición, 2015.
En Ecuador: El Quirófano Ediciones, Guayaquil, 2014.
Libro recomendado por la Asociación de Editores de Poesía (España).
Finalista del Premio de la Asociación de Editores de Poesía 2010.


LLAMARSE POR ENCIMA DE LA NOCHE
Ril Editores, Colección Poesía, Santiago de Chile, 2012.
Texto de contraportada de Guido Eytel.
Con el patrocinio de la Facultad de Ingeniería, Ciencias y Administración de la Universidad de la Frontera, Temuco (Chile).
Mención de Honor "Luis de Góngora y Argote" de Poesía, concedida por el Instituto de Estudios de Literatura Contemporánea (España).


CLÁSICOS A CONTRATIEMPO (La música clásica en la era "pop-rock")
Ensayo divulgativo sobre música culta.
Ediciones Vitruvio, Madrid, 2014.
Ilustraciones de Eugenia Ábalos.


JUVENTUD TODAVÍA
Ediciones Vitruvio, Colección Baños del Carmen, n° 527, Madrid, 2015.
Premio de la Crítica de Madrid 2015.

Sinfonía de las palabras. Textos de Antonio Daganzo. Edición de Vicente Etxarte.

Loading...